En esta nueva entrega vamos con Benidorm, una canción que surge a partir de una anécdota real. Es la magia de las canciones, que puedes mezclar distintas cosas para poder hacer un mundo paralelo, y al final no discernir entre lo que realmente ocurrió y lo que está en la imaginación.

Se me ocurrió hace exactamente  un año. Precisamente en Benidorm, en el festival Fuzzville, que este año ha cancelado su edición debido a la pandemia que estamos viviendo.

El festival se caracteriza por un cartel en el que predomina el punk. En las distintas ediciones que he ido he disfrutado de bandas que no había tenido ocasión de ver y que durante mucho tiempo pertenecieron a mi dieta sonora. Además de otras que he descubierto allí. Para los que no somos especialmente asiduos a festivales, el que se celebra en Benidorm es un oasis. Ni hay aglomeraciones, tienes las cabañas tan cerca que puedes retirarte allí en cualquier momento, no hay que desplazarse demasiado, ves a gente con la que no se suele coincidir, y se come y se bebe bien.

Como decía, la historia surge de una cita que tenía una amiga, no diré su nombre por eso de la privacidad y tal. El caso es que tal cita no resultó del todo como ella había imaginado,ni ella, ni ninguno. A partir de ese momento la historia se va transformando. Ni he hecho surf en mi vida, ni era en febrero, ni sonaba Lula. Pero me gustaba ironizar con la idea de quedarse uno solo en febrero haciendo surf, y en Benidorm. Ya ves, surf en Benidorm, si hubiera sido Tarifa. En cualquier caso, allí estábamos, en Benidorm, unos cuantos amigos.

La cita de Lula es por una razón. En una de las ediciones tocaban los castellonenses Depressing Claim, grupo donde canta Tommy, batería de ExFan y Los Amantes, y Pat Escoin andaba por allí. Uno tiene ciertas imágenes que se quedan y hace asociaciones. Esa es la razón de que sonara Lula, y su canción California, que por otro lado es de mis favorita. En el vídeo haciendo Chinase Rock con Tommy en Four Seasons de Castellón.

Se ha comentado en algún sitio que si Los Nikis y tal. Pero nada más lejos de la realidad. El grupo de Algete no es precisamente una de nuestras preferencias sonoras, con todo el respeto del mundo hacía ellos. Algún disco descansa en nuestras estanterías, es justo reconocerlo, pero de ahí a que sean una influencia directa hay un trecho. No voy a negar que algunas fuentes sean las mismas, tal vez esa sea la razón de la comparación. La idea musical me surge viendo precisamente a los americanos The Queers, uno de mis favoritos en los noventa y que no había tenido ocasión de verlos nunca. Y por otro lado, a Nuevo Catecismo Católico, que tocaron también ese año, y que siempre me han parecido de lo mejor que hay en nuestro país de la escuela RamonesThe Zeros también tuvieron algo que ver, ya lo creo. También estaban allí. En la foto con Héctor Penalosa después de su magnifico concierto en el Fuzzville. Una canción urgente con tintes de punk-pop. No sé si lo hemos conseguido. Pero esa era la idea.

Escucha “Benidorm” en Spotify: